Archivo de la categoría: Vacaciones

Costillas a la miel

Estándar

Hacia tiempo que quería probar esta receta y tuve la ocasión de hacerlo en estas vacaciones, fuimos a pasar unos días al pueblo de la abuela de mi marido Arcos de Jalón en la provincia de Soria. Uno de los días que pasamos allí fuimos a conocer Medinaceli un pueblo precioso y con un encanto especial os recomiendo que vayáis, entre otros edificios interesantes se encuentra el único arco romano  de triple arcada que se conserva en la península y data del siglo I d.C.

Cuando llegamos fuimos a la oficina de turismo para informarnos de que visitar, nos atendieron muy bien y comenzamos nuestra visita, pasear por sus calles con tanta historia,  ver esa muralla  y estar bajo ese arco tan majestuoso fue increíble. También nos aconsejaron comer en uno de los bares del pueblo y fue un acierto,  comimos varias cosas y entre ellas unas costillas a la miel que estaban buenísimas y pensé que merecía la pena probar a hacerla en casa lo primero porque están muy buenas y lo segundo porque es un plato muy asequible.

Bueno no me enrollo mas y vamos a la receta.

INGREDIENTES: (para 4 personas)

– Kilo y medio de costillas de cerdo.

– 2 patatas grandes.

– 4 cucharadas soperas de miel.

– Pimienta molida.

– Sal.

– Tomillo y Romero.

– Un cubito de caldo de verdura.

– 6 cucharadas soperas de aceite de oliva.

– 100 ml. de agua.

-100 ml. de vino blanco.

Ponemos en una fuente de horno preferiblemente de barro el aceite colocamos las costillas cortadas en trozos como mas nos guste a nosotros, ponemos las patatas en trozos grandes para que se hagan al mismo tiempo que la carne y lo salpimentamos todo.

En un recipiente ponemos a calentar el agua con el cubito de caldo, el vino y la miel lo revolvemos todo y se lo echamos a las costillas por encima  y le ponemos el tomillo y el romero.

Lo introducimos al horno que tendremos precalentado a 200º arriba y abajo y colocamos la bandeja en el centro lo pondremos 80 minutos y vamos dándole la vuelta cada 20 minutos y regando con su caldo, tenemos que dejarlo bien doradito y veréis que cosa mas rica la carne se separa del hueso y queda muy tierna.

Espero que os haya gustado y lo probéis.

 

 

Anuncios

Monas de Pascua y Toñas Alicantinas

Estándar

Monas de pascua por Cocina de la Chata

Estamos en Semana Santa y ya sabéis que la gastronomia es una parte importante de estos días.

Tenemos las famosas torrijas, las rosquillas fritas, las flores fritas de sartén, los pestiños y un largo etcétera, cada zona de España tienes sus especialidades.

Entre los recuerdos de mi niñez, cuando vivía en Madrid, están los famosos hornazos que mi padre nos traía de un pueblo llamado Chinchón, si, el del famoso Anís Chinchón!! allí las monjas Clarisas hacían estos bollos para celebrar la Pascua, que decoraban con huevos duros y anises de colores, estaban riquísimos!!

Cuando vine a vivir a Alicante, la primera Pascua que pasé aquí, conocí las monas de Pascua, era algo muy parecido a aquellos famosos hornazos que con tanto cariño yo recordaba.

También se hacen las Toñas que se comen durante todo el año y que yo suelo hacer con la misma masa que las monas y están muy buenas, lo único que las diferencia es que no llevan el huevo cocido.

La gente se va a comer al campo o la playa para celebrar el Domingo de Resurrección y el Lunes de Pascua, que aquí es fiesta. Es típico después de la comida tomar de postre la toña o mona alicantina y una cosa que me hizo mucha gracia es que el huevo duro se estrellaba en la frente de alguien y entre las pandillas de gente joven se hacia a la chica o chico que te gustaba jajaja 😉

Ahora vamos a por la receta, espero que os guste.

INGREDIENTES: Ingredientes para mona de pascua por Cocina de la Chata

– 125 ml. de leche.

– 35 ml. de aceite de girasol.

– 2 huevos tamaño L para la masa, mas  los huevos cocidos que vayamos a poner.

– 2 cucharadas de esencia de azahar o si preferís anís dulce.

– 500 gr. de harina de fuerza.

– 125 gr. de azúcar.

– ralladura de una naranja.

– 25 gr. de levadura fresca de panadero.

– fideos de colores, anises o azúcar para decorar.

Os diré que hay muchas recetas diferentes, esta es mi manera de hacerlas y espero que la probéis porque están muy buenas y salen muy tiernas y esponjosas.

Primeramente templaremos la leche un poquito, unos 30 segundos en el microondas, no calentarla mucho porque tenemos que deshacer la levadura y si está demasiado caliente ésta perdería sus propiedades.

Masa para la mona de pascua

 

Después de deshacer la levadura, le añadimos la esencia de azahar, esto es opcional si no os gusta no pasa nada. A continuación echamos el azúcar y la ralladura de naranja para seguir batiendo con varillas a mano.

A continuación le vamos poniendo la harina poco a poco sin dejar de batir. Cuando hayamos puesto la mitad más o menos, le echamos el aceite, los huevos y seguimos con el resto de harina hasta que esté todo integrado, esto ya lo haremos con la mano porque con las varillas es más costoso.

También podéis amasarlo con la amasadora hasta que veáis que se despega de las paredes del bol.

Si veis que la masa es demasiado pegajosa podéis añadirle un poquito de harina pero no demasiada porque nos quedarían mas secas.

Ahora lo tapamos con papel film y lo dejemos que repose para que fermente la masa, durante 3 o 4 horas, depende de la temperatura de la habitación, tiene que doblar o triplicar su volumen. Algunas veces en invierno, lo he dejado toda la noche en la cocina y al día siguiente está perfecta, vosotros tendréis que ir probando, con la práctica es como se va aprendiendo.

Nos embadurnamos las manos de aceite para que la masa no se nos pegue, la sacamos del bol a una superficie donde podamos trabajar, con esta masa nos salen unas seis monas o toñas grandecitas, ya lo veis en las fotos.

Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear y los vamos colocando según las vayamos preparando, podemos darle forma de nido para poner el huevo ya cocido, o hacerlas redonditas, eso ya va a gusto de cada uno, os pongo de los dos tipos para que veáis cómo quedan.

Tenemos que dejar que vuelvan a subir otras dos horas más o menos, yo para acelerar el proceso enciendo el horno a unos 40 grados y las tengo una media hora, quedan muy bien. Ahora es el momento de decorar, pintamos con un huevo batido le ponemos el huevo cocido y adornamos como más nos guste, con azúcar nada mas o con los fideos de colores.

Metemos al horno precalentado a 180º,  la bandeja a mitad del horno, calor arriba y abajo sin aire, y unos 15 o 20 minutos. Si vemos que se nos tuestan demasiado rápido, bajad a 170º o poned papel de aluminio encima.

Y ya tenemos nuestras maravillosas Toñas y Monas de Pascua!!! Que aproveche 😉

Mis vacaciones

Estándar

Playa de vera en Garrucha

Ya os había comentado que me iba de vacaciones a Garrucha (Almeria),  bueno pues ya estoy en mi casa, en Alicante y os voy a contar como me han ido estos días. Han sido días de descanso y tranquilidad,  aquello es muy tranquilo, sus playas increíbles y zonas  bastante vírgenes.

He comido de maravilla, la gastronomía es muy buena, principalmente los productos del mar, hay una gran variedad de bares y restaurantes donde se ofrecen todo tipo de platos marineros, entre ellos, destaco al “arroz garruchero” que comimos el primer día que llegamos.

Arroz garruchero

Comimos en un chiringuito que hay en la playa (el Playazo de Vera) que se llama LA CAÑA DE ESPAÑA. Consuelo, la simpática chica que nos atendió, nos explico varias cosas que le fuimos preguntando sobre platos de allí y nos recomendó el “arroz garruchero” que os comentaba, también vimos como se asaban  las sardinas, algo típico de varias zonas de Andalucía y que se les llama “espetos”.

Nos sacaron para fotografiar una bandeja de gambas de Garrucha y otra de bogavante, en resumen, se portaron de maravilla y todo lo que allí comimos estaba buenísimo, por ejemplo, unas berenjenas con miel, también típicas de allí, las voy a preparar en casa ya os contaré.

Berenjenas, espeto y Paella de Marisco

Y no voy a olvidarme de la paella de marisco del último día, lo podéis ver en las fotos, todo riquísimo, desde aquí mi profundo agradecimiento a todo el equipo de La Caña de España y en especial a Consuelo.

Me habría gustado  probar la “cuajadera” que es otro plato de allí, pero no tuve tiempo, es un guiso de patatas  hecho en el horno, y que lo hacen con distintas cosas, jibia, pulpo o gallo Pedro,  espero que en otro viajecito pueda probarlo.

Tengo muchas más fotos, ya las iré poniendo en Twitter, aunque también podéis ver todas las fotos de mis recetas desde aquí. Besos a todos 🙂