Archivo de la categoría: Postres

Rosquillas de la Chata

Estándar

La rosquillas son unos de los dulces mas tradicionales y que todos hemos probado alguna vez, seguro que os gustaria saber como prepararlas, pues ahora mismo os lo voy a explicar.

Vuelvo a contaros recuerdos de mi niñez, a mi madre le salían muy ricas las rosquillas y claro nos gustaban a todos, la pobre siempre decía que tardaba mas en hacerlas que nosotros en comérnoslas jajajaja… recuerdo que algunas veces hasta nos las escondía.

Las rosquillas fritas son un dulce muy típico de hacer en Semana Santa aunque a mi me gusta hacerlos durante todo el año, pero claro ya sabéis que son un pecado cuando se esta a dieta, bueno de vez en cuando no pasa nada que también hay que darle alguna alegría al cuerpo no?

Ya no me enrollo mas y os explico como hacer estas ricas rosquillitas.

INGREDIENTES:

– Un huevo.

– Una tacita de anís.

– Una tacita de leche.

– Una tacita de aceite.

– Una tacita y media de azúcar.

– Una cucharadita de levadura en polvo.

– Harina de trigo( la que admita)

Lo primero que yo hago es poner a calentar el aceite de oliva y freír en él una cascara de limón para suavizarlo un poco después lo dejo enfriar y aparto la tacita para hacer la masa.

A continuación en un bol ponemos el huevo con el azúcar y batimos añadimos la leche, el anis y el aceite.

Por ultimo vamos incorporando la harina junto con la levadura poco a poco hasta obtener una masa que se pueda trabajar con las manos sin que se pegue a éstas. Se van haciendo porciones y se les da forma alargada y delgada se les da la forma de rosquilla.

Se fríen en aceite caliente pero cuidado que no esta muy muy caliente porque se nos podrían quemar y quedar crudas por dentro.

Bueno como siempre os digo espero que os gusten y que me dejeis vuestros comentarios.

 

 

Dulce de Membrillo

Estándar

Hoy os traigo una fruta, el membrillo a mi me gusta mucho y suelo prepararlo casi todos los años, es tipico del otoño y suele durar hasta el principio del invierno, así que, aprovechar porque todavía podemos encontrarlos en los mercados.

El membrillo es originario del oeste de Asia, llegó a España a través de Grecia e Italia y desde aquí  se exportó a América. Se dice que en la Edad Media se utilizaba no sólo como alimento,  sino, como remedio muy eficaz contra la diarrea por su poder astringente.

Para poder cocinar nuestros membrillos tenemos que elegir los que estén maduros y desechar los verdes y duros.

Yo recuerdo que cuando era niña me gustaba mucho y cuando iba con mi madre al mercado me llamaba la atención el membrillo de colores, y ella  siempre me decia lo mismo,” no hija, que eso lleva polvos” jajaja, supongo que se refería a  colorantes artificiales por lo que me iba a casa sin ese membrillo o jalea de frutas tan bonitas de colores rojos y verdes, jajajaja, que tiempos…..

Bueno dejo mi nostalgia y paso a dar la receta, esperando que os guste mucho.

INGREDIENTES:  Para dos bloques medianos de dulce de membrillo.

– 1 kg. de membrillos.

– 750 gr. de azúcar.

– una ramita de canela.

– un chorrito de zumo de limón.

Yo suelo lavar y pelar los membrillos, desechando el corazón y todas las partes que pudieran estar demasiado blandas, los troceo y los pongo en una cazuela con el azucar y un  chorrito de limón,  lo dejo macerar durante toda la noche o unas 8 horas.

Trascurrido este tiempo, veremos que la fruta ha soltado su agua. Pondremos la cazuela al fuego junto a la ramita de canela. Vamos removiendo despacio y una vez que comience a hervir bajamos el fuego, lo ponemos a fuego medio ( en mi vitro el 5) y vamos removiendo para que no se nos pegue, preferiblemente con cuchara de palo.

El membrillo poco a poco se irá ablandando y adquiriendo un color oscuro, anaranjado, como podeís apreciar en las fotos. Llegado este punto retiramos la ramita de canela y pasamos la batidora hasta dejar un puré fino, volvemos a colocar al fuego y dejamos que cueza unos minutos más.

Mas o menos, yo tarde unos 45 minutos para saber cuando estaba en su punto. Tenemos que comprobar que la cuchara de palo se sujeta sola de pie, como podéis ver la mía esta muy derechita ;=)

Lo apartamos del fuego y lo echamos en nuestros recipientes, dejamos que se enfríe y lo tapamos. Asi nos durará unos meses en el frigorífico.

El membrillo se puede comer con distintos tipos de queso. Yo en esta ocasión elejí un queso fresco y unas nueces, pero con queso curado también esta riquísimo, o simplemente, untadolo en unas ricas tostas.

Espero que os guste y probéis a hacerlo ya que no es nada complicado y esta de “rechupete”.

Brazo de gitano de trufa

Estándar

Esta receta ya hace tiempo que la hice y tenia pendiente de publicar,  no se me ha olvidado gracias a mi compañera Maria Dolores que me lo recuerda un día si y otro tambien jajajajja asi que aquí la tenéis espero que os guste y me dejéis vuestros comentarios.

INGREDIENTES: ( para 6 personas)

Para el bizcocho:

– 3 huevos.

– 50 gr. de azúcar.

– 60 gr. de harina tamizada.

– Una cucharada de cacao en polvo. (opcional)

– Una pizca de sal.

Para el relleno de trufa:

– 300 gr. de chocolate de cobertura.

– 150 gr. de azúcar.

– 1/2 litro de nata.

Para la decoración:

– Azúcar glass.

– Chocolate rallado.

Primero tenemos que batir las yemas junto con el azúcar y añadir lentamente la harina y el cacao en polvo, removiendo para evitar que se formen grumos.

Batiremos las claras a punto de nieve, con una pizca de sal, y agregarlas suavemente a la mezcla anterior.

Ponemos papel de hornear en una bandeja de horno y  echamos nuestra mezcla, lo metemos al horno precalentado a 180º  la bandeja en el medio y arriba y abajo durante 8-10 minutos.

Cuando lo sacamos del horno lo ponemos sobre un paño de cocina y lo enrollamos.

Mientras se enfria el bizcocho, montamos  la nata con el azúcar,  agregamos el chocolate de cobertura que habremos fundido en el micoondas ( con mucho cuidado de que no se nos queme ponerlo de 10 en 10 segundos hasta que veamos que ya se ha fundido).Remover hasta que quede una mezcla homogenea.

Ahora extendemos el bizcocho, a mi me gusta echarle un poquito de almibar para que quede mas jugoso pero no es necesario.

Echamos una capa de trufa, enrollamos el brazo de gitano cortamos las puntas para que quede bien bonito y lo decoramos con azúcar glass y chocolate rallado por encima.

Si queréis podéis rellenar el brazo con nata, crema, mermeladas, lo mismo que la decoración se puede bañar de chocolate, decorar con rosetones de nata, guindas, fideos de colores, almendras etc…..

Bueno que lo disfrutéis muackkkkkk.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Magdalenas Caseras

Estándar

Hoy os traigo una receta de las de siempre, algo rico y dulce para que alegréis la vida a quienes os rodea.

Ya hacía más de un mes que no publicaba nada,  he estado de vacaciones y ahora, hasta que coja el ritmo y con estos calores, me cuesta muuuuchoooo.

Sobre el origen de las magdalenas hay varias versiones, unos dicen que provienen de la región de Lorena (Francia),  y deben su nombre a una criada llamada Madelaine que elaboró estos dulces para un rey polaco que tenía allí un castillo.

Otros dicen que se remonta a la época de los peregrinos y el camino de Santiago, donde una joven llamada Magdalena le daba a los peregrinos unos dulces con forma de concha.

Sea como fuere, las magdalenas son un dulce muy tradicional en España y muchos de nosotros las tomamos en el desayuno o la merienda, dulces e incluso saladas. Están riquísimas.

INGREDIENTES:

– 200 gr. de azúcar.

– 200 gr. de aceite de girasol.

– 3 huevos medianos.

– 180 gr. de harina de repostería.

– 40 gr. de maizena.

– 50 gr. de zumo de naranja.

– ralladura de una naranja.

– un sobre de levadura.

– un pellizco de sal.

– moldes para magdalenas.

La preparación no es nada complicada,  en primer lugar, ponemos en un bol los huevos, el azúcar y el zumo de naranja y lo batimos bien con las barillas, añadimos el aceite y seguimos batiendo.

A continuación, echamos harina, levadura y sal que habremos tamizado anteriormente, mezclamos lo justo,  agregamos la ralladura y removemos de nuevo. Algunas veces también les pongo gotas de chocolate.

Lo dejamos reposar en el frigorífico durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 250 º ,sacamos la masa del frigorifico y rellenamos las cápsulas un poco mas de la mitad, espolvoreamos con azúcar y metemos en el horno.

Bajamos la temperatura a 200º, la bandeja a la mitad, arriba y abajo.

Yo suelo tenerlas entre 12-14 minutos,  tenéis que estar pendientes porque de unos hornos a otros, cambia.

Espero que las probéis y os gusten!!

Rollitos de naranja

Estándar

Aquí estoy de nuevo con estos ricos rollitos de naranja;) ya se que sois muy golosos pues las recetas dulces tienen mucho mas exito que las saladas.

Ya tenemos el veranito y seguro que mas de uno de vosotr@s estais liados con la operación bikini, yo tambien debería, pero claro, con tanto dulce una no es de piedra y aunque siempre digo no voy a probarlo al final soy débil y me lo como.

Estos rollitos son muy fáciles y ya veréis que ricos estan para tomarlos con un café o con lo que mas os guste.

Os explico como hacerlos para que vuestra casa se llene de olores y aromas que os recordaran a las típicas panaderias y hornos de toda la vida.

INGREDIENTES:  ( con esta cantidad salen unas 4 docenas de rollitos)

– 250 gr. de zumo de naranja.

– 250 gr. de azúcar.

– 250 gr. de aceite mitad girasol mitad oliva.

– 700 gr. de harina. ( más o menos)

– una cucharadita de bicarbonato.

– ralladura de una naranja.

– azúcar y canela para bañar los rollitos.

Empezamos por mezclar el aceite con el zumo de naranja, la ralladura, el azúcar, el bicarbonato y a continuación vamos agregando la harina poco a poco. La cantidad seran, mas o menos, 700 gramos pero algunas veces tengo que poner un poco más y otras con menos es suficiente, ¿el motivo? ni idea ,es un misterio jajajaja

Cuando veamos que la masa empieza a despegarse del molde tendremos la masa lista, debe quedar blanda pero no demasiado pegajosa para poder trabajarla.

Amasamos muy bien y dejamos reposar unos minutos, mientras en un plato mezclamos el azúcar y la canela para ponerle a los rollitos por encima.

Yo suelo hacer los rollitos haciendo unas bolitas y despues haciendo el agujero en medio con el dedo, aunque eso ya depende del gusto de cada uno y los podremos hacer más o menos grandes.

Una vez que los tenemos, los vamos colocando encima de la bandeja del horno que la tendremos preparada con el papel de hornear.  No ponerlos muy juntos porque en el horno crecen un poquito, después, le ponemos la mezcla de azúcar y canela. Además, he probado a pintarlos con huevo y ponerles despues el azúcar y quedan muy vistosos.

Ponemos la bandeja en la mitad del horno precalentado a 180º arriba y abajo, y dejamos entre 15 y 20 minutos cuando veamos que se han dorado los apartamos. No hay que dejar que se tuesten demasiado porque quedaran demasiado secos.

Los ponemos encima de una rejilla para que se enfrien y ya estan listos, además se conservan muy bien durante una semana si los metemos en una caja metalica.

Como siempre os digo, espero que os gusten y espero vuestros comentarios;)

Donuts Caseros

Estándar

Siempre me han gustado los donuts desde niña,  todavía recuerdo cuando por las mañanas me iba al colegio y algunas veces mi madre me daba dinero para comprarme un donuts, también recuerdo que me regalaron un precioso álbum de cromos de mariposas y con cada donuts me daban un cromo.

La verdad es que no se que me hacía más ilusión si el cromo o el donuts, jajaja.

Llevaba tiempo intentando hacer unos donuts y encontré esta receta en el blog de secretos de pastelero, que por cierto tienen cosas riquísimas os recomiendo que lo visitéis 😉

Me gustaron mucho, no tienen el mismo sabor que los originales pero si el de los donuts caseros de cualquier horno de pastelería.

No me enrollo más y vamos a la receta.

INGREDIENTES:

– 200 gr. de harina de fuerza.

– 125 ml. de leche templada.

– 50 gr. de harina normal.

– 50 gr. de mantequilla.

– 35 gr. de azúcar.

– 25 de levadura fresca.

– un huevo L

– una pizca de sal.

– azúcar glass.

– aceite de girasol para freir.

Ponemos en un bol el huevo, la mantequilla, el azúcar, la leche donde habremos deshecho la levadura, la sal, lo removemos todo y añadimos la harina.

Cuando tengamos todos los ingredientes integrados, amasamos, lo podemos hacer a mano o con amasadora.

Lo tapamos con film y lo dejamos reposar una hora por lo menos, en un lugar templado para que fermente la masa y doble su volumen.

Enharinar la encimera y trabajamos la masa para que pierda el gas, estiramos y la dejamos de un grosor de 1 cm. más o menos.

Para cortar los donuts yo utilice un molde redondo de los de emplatar, y el tapón de una botella, vosotros podéis utilizar lo que tengáis a mano, ya sabéis echadle imaginación.

Vamos colocando en la bandeja del horno a la que habremos puesto papel de hornear espolvoreado con harina. Estufamos (o para que me entendáis mejor, metemos en el horno) a unos 30º  durante media hora o hasta que veamos que doblan su tamaño.

Y ahora viene lo mejor, ponemos el aceite en  un recipiente hondo para freír, que los donuts floten y no toquen el fondo.

El fuego no tiene que estar muy caliente, mi vitrocerámica tiene hasta el 9 y para que os hagáis idea lo puse al 7 y tuve que bajarlo a 6 para que se hagan bien por dentro y queden esponjosos.

Tampoco debemos freírlo mucho, solo que se doren. Le damos la vuelta y lo sacamos a un recipiente con papel absorbente para que chupe el exceso de grasa.

Preparamos el glaseado, azúcar glass y agua en una proporción de 60-40, con los donuts aun templados los pasamos por el glaseado un par de veces para que queden bien brillantes y dulces. Se pasan por un lado solo y dejando que sequen un poco entre un baño y otro.

Si nos gustan con chocolate solo tenemos que dejar que se enfríen, derretir el chocolate y bañarlos por un lado dejando que se sequen, podéis ponerles lo que queráis almendra crocante,  fideos de colores, hilos de chocolate blanco etc…. estarán exquisitos!!!

Monas de Pascua y Toñas Alicantinas

Estándar

Monas de pascua por Cocina de la Chata

Estamos en Semana Santa y ya sabéis que la gastronomia es una parte importante de estos días.

Tenemos las famosas torrijas, las rosquillas fritas, las flores fritas de sartén, los pestiños y un largo etcétera, cada zona de España tienes sus especialidades.

Entre los recuerdos de mi niñez, cuando vivía en Madrid, están los famosos hornazos que mi padre nos traía de un pueblo llamado Chinchón, si, el del famoso Anís Chinchón!! allí las monjas Clarisas hacían estos bollos para celebrar la Pascua, que decoraban con huevos duros y anises de colores, estaban riquísimos!!

Cuando vine a vivir a Alicante, la primera Pascua que pasé aquí, conocí las monas de Pascua, era algo muy parecido a aquellos famosos hornazos que con tanto cariño yo recordaba.

También se hacen las Toñas que se comen durante todo el año y que yo suelo hacer con la misma masa que las monas y están muy buenas, lo único que las diferencia es que no llevan el huevo cocido.

La gente se va a comer al campo o la playa para celebrar el Domingo de Resurrección y el Lunes de Pascua, que aquí es fiesta. Es típico después de la comida tomar de postre la toña o mona alicantina y una cosa que me hizo mucha gracia es que el huevo duro se estrellaba en la frente de alguien y entre las pandillas de gente joven se hacia a la chica o chico que te gustaba jajaja 😉

Ahora vamos a por la receta, espero que os guste.

INGREDIENTES: Ingredientes para mona de pascua por Cocina de la Chata

– 125 ml. de leche.

– 35 ml. de aceite de girasol.

– 2 huevos tamaño L para la masa, mas  los huevos cocidos que vayamos a poner.

– 2 cucharadas de esencia de azahar o si preferís anís dulce.

– 500 gr. de harina de fuerza.

– 125 gr. de azúcar.

– ralladura de una naranja.

– 25 gr. de levadura fresca de panadero.

– fideos de colores, anises o azúcar para decorar.

Os diré que hay muchas recetas diferentes, esta es mi manera de hacerlas y espero que la probéis porque están muy buenas y salen muy tiernas y esponjosas.

Primeramente templaremos la leche un poquito, unos 30 segundos en el microondas, no calentarla mucho porque tenemos que deshacer la levadura y si está demasiado caliente ésta perdería sus propiedades.

Masa para la mona de pascua

 

Después de deshacer la levadura, le añadimos la esencia de azahar, esto es opcional si no os gusta no pasa nada. A continuación echamos el azúcar y la ralladura de naranja para seguir batiendo con varillas a mano.

A continuación le vamos poniendo la harina poco a poco sin dejar de batir. Cuando hayamos puesto la mitad más o menos, le echamos el aceite, los huevos y seguimos con el resto de harina hasta que esté todo integrado, esto ya lo haremos con la mano porque con las varillas es más costoso.

También podéis amasarlo con la amasadora hasta que veáis que se despega de las paredes del bol.

Si veis que la masa es demasiado pegajosa podéis añadirle un poquito de harina pero no demasiada porque nos quedarían mas secas.

Ahora lo tapamos con papel film y lo dejemos que repose para que fermente la masa, durante 3 o 4 horas, depende de la temperatura de la habitación, tiene que doblar o triplicar su volumen. Algunas veces en invierno, lo he dejado toda la noche en la cocina y al día siguiente está perfecta, vosotros tendréis que ir probando, con la práctica es como se va aprendiendo.

Nos embadurnamos las manos de aceite para que la masa no se nos pegue, la sacamos del bol a una superficie donde podamos trabajar, con esta masa nos salen unas seis monas o toñas grandecitas, ya lo veis en las fotos.

Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear y los vamos colocando según las vayamos preparando, podemos darle forma de nido para poner el huevo ya cocido, o hacerlas redonditas, eso ya va a gusto de cada uno, os pongo de los dos tipos para que veáis cómo quedan.

Tenemos que dejar que vuelvan a subir otras dos horas más o menos, yo para acelerar el proceso enciendo el horno a unos 40 grados y las tengo una media hora, quedan muy bien. Ahora es el momento de decorar, pintamos con un huevo batido le ponemos el huevo cocido y adornamos como más nos guste, con azúcar nada mas o con los fideos de colores.

Metemos al horno precalentado a 180º,  la bandeja a mitad del horno, calor arriba y abajo sin aire, y unos 15 o 20 minutos. Si vemos que se nos tuestan demasiado rápido, bajad a 170º o poned papel de aluminio encima.

Y ya tenemos nuestras maravillosas Toñas y Monas de Pascua!!! Que aproveche 😉

Torrijas de Semana Santa con almíbar

Estándar

Ya sabéis que desde el miercoles de ceniza y hasta el domingo de resurrección  nuestra gastronomia cambia  para volver a  una epoca anterior, tanto por su historia, como por su sabor, la gastronomia de cuaresma.

Esta gastronomía es rica y variada, sobre todo en dulces, unos platos que, aunque sus origenes haya que buscarlos siglos atras, mas o menos por la Edad Media, hoy son bocados exquisitos para todos los paladares.

En cuaresma no se debía comer carne, y los cocineros y amas de casa tenían que echarle imaginacion para llenar las mesas con alimentos que no estuviesen prohibidos.

Sin duda alguna, las torrijas siguen siendo el dulce estrella de estas fiestas, pero también lo son las monas, los hornazos, las toñas o los pan quemados. Otros dulces que suelen encontrarse en estas fechas son los buñuelos, los pestiños, las flores de sarten, y los roscos fritos. Ya sabéis que cada zona tiene sus tradiciones. En futuros post seguire contando mas cositas de la reposteria de cuaresma,  ya no me enrollo mas y vamos a la receta jajaja!

INGREDIENTES:

– pan del dia anterior ( yo utilice una barra de pan especial torrijas)

– dos huevos

– azúcar

– canela

– un litro de leche

– corteza de limón

– aceite de girasol para freir

ALMÍBAR:

– 1/2 litro de agua

– 300 gr. de azúcar

– 3 cucharadas de miel

– un chorrito de zumo de limon

Ponemos a calentar la leche con la canela, la piel de limón y 3 cucharadas de azúcar, mientras cortamos las rebanadas de pan y las ponemos en una fuente honda.

Cuando la leche esta calentita, no hace falta que hierva, la ponemos por encima  de las rebanadas de pan.  Yo he utilizado un pan especial para torrijas, pero podéis usar cualquier pan que os haya quedado del día anterior.

Ponemos una sarten con abundante aceite a calentar, batimos los huevos y vamos pasando el pan por el huevo y lo echamos a la sarten. Freímos por los ambos lados hasta que estén dorados.

En un plato habremos preparado papel absorbente y para quitar el exceso de aceite, las escurrimos un poquito, y las pasamos a otro plato preparado con azúcar y canela.

Hasta aquí las torrijas tradicionales! Ahora podéis ponerle el almíbar, están buenísimas, pero si ya de por si son una bomba calorica ,con el almíbar se duplica jajaja. Eso si, estan de rechupeteeee!.

El almíbar lo podemos hacer poniendo a calentar todos los ingredientes durante una media hora a fuego medio, y ya lo tenemos listo para ponerle un poquito por encima a las torrijas.

Si sobrase almíbar no os preocupéis por que aguanta bastantes días en el frigorifico y podéis utilizarlo para endulzar otros postres, bañar bizcochos etc…

Ya me contareis….

Corazones enamorados de hojaldre

Estándar

Corazones enamorados de hojaldreLlevo una temporada que no publico nada y eso que  cocino casi todos los días, pero claro, subir recetas al blog lleva su trabajo: hacer  fotos, escribir una entrada, detallar ingredientes y el paso a paso de cada receta.

Hoy pensando que viene  San Valentín se me ha ocurrido hacer este dulce y me he puesto manos a la obra  aquí os dejo  estos preciosos y ricos corazones de hojaldre.

Son muy faciles, ya sabéis que yo soy una incondicional del hojaldre porque todo lo que hago, sale buenisimo.

Seguro que  sorprenderéis a vuestr@s enamorad@s con algo original.

Bueno, voy a explicaros como prepararlos:

Ingredientes

– HojaldreIngredientes corazones de hojaldre

. Azucar morena

– Piñones, almendras a cubitos

– Un huevo para pintar

Yo utilizo el hojaldre del Lidl porque es fresco, pero si usáis el congelado debeis dejar que se descongele y con un cortapastas con forma de corazón vamos cortando todos nuestros corazones, yo he puesto la lamina doble para que salgan mas gorditos.

Si no tenéis  el cortapastas podéis dibujar los diferentes corazones con un cuchillo muy afilado en el hojaldre. No os preocupéis si no os salen perfectos, ya sabéis que todos los corazones no son iguales jejejeje

Ponemos una lamina de papel de hornear en la bandeja del horno y vamos colocando nuestros corazones, ahora tenéis que utilizar vuestra imaginación. Unos de ellos los hice espolvoreándolos con azucar y almendras o piñones, otros los hice rellenos de nutella.

Una vez que los tenemos en la bandeja introducimos en la mitad del horno calor abajo y arriba a 170º y unos 30 minutos como siempre os digo depende de vuestros horno.Una vez horneados, los que esten mas gorditos abrirlos y  rellenarlos de crema de avellana o nata.corazones de hojaldre y almendra

Como veis, hay muchas posibilidades, me encantaria que si los hacéis subieseis fotos a mi pagina de facebook.

Ahora espero que los disfruteis y feliz día de San Valentín

Flan de galletas napolitanas

Estándar

Flan de galletas napolitanasYa se que llevo días sin publicar nada, y es que con el calor he estado un poco vaga pero que conste que he seguido cocinando y tengo un montón de recetas por publicar así que empezaremos por esta receta para endulzarnos todos.

Os diré que este flan es facilísimo y que tomé la receta  prestada a mi amiga Helena del Valle del blog El Puchero de Helena. Ella es una gran cocinera y hace unas entradas a sus  recetas que merece la pena leer.

Sabéis que a mi me gusta cocinar dulce y salado por eso procuro alternar las recetas y como os he dicho anteriormente ahora toca dulce, una cosa muy rápida como este flan, ya veréis como os gusta.

La textura a mi me gustó, es entre flan y pudin espero que lo probéis y que me dejéis muchos comentarios, a los niños seguro que les encanta y a los no tan niños mássss

Bueno pues allá vamos.

INGREDIENTES: ( para 6 raciones)

– 13 galletas napolitanas ( se pueden usar galletas María)

– 1 vaso de los de agua de azúcar

– el mismo vaso lleno 2 veces de leche

– 2 huevos

– caramelo líquido

– para adornar: guindas, azúcar, canela en polvo, galletas…

Batimos las galletas, azúcar, leche y los huevos, a continuación en un molde apto para microondas (yo utilice uno de cristal tipo pyrex) lo bañamos con el caramelo y echamos la mezcla.

Ahora lo metemos en el microondas a máxima potencia durante 15 minutos (comprobar,  porque depende del micro) dejar enfriar sin desmoldar y meter en la nevera.

Cuando esté frío lo desmoldamos y servimos adornado como más nos guste, yo le puse guindas y galletas.

Pues ánimo y espero que os salga buenísimo!!!