Archivo de la categoría: Gastronomía

Lacón con Grelos

Estándar

 

Hacía tiempo que quería publicar esta receta, principalmente porque esta riquísima pero también porque me trae muy buenos recuerdos de mis padres y de Galicia. Cuando era una niña mi madre me contaba muchas cosas sobre sus vivencias en aquellas tierras y siempre lo hacia con mucho cariño, mis hermanos mayores lo recordarán pero yo aún  no había nacido. Sí recuerdo que ya viviendo en Madrid mi padre seguía trabajando fuera y durante un tiempo que estuvo en la provincia de Lugo las vacaciones de verano las pasamos allí con él. Eso para unos niños de ciudad como eramos mi hermano pequeño y yo fue todo un descubrimiento, cuando vi la primera vaca casi me muero del susto, eran enormes, ¡jajaja! También recuerdo las gallinas, conejos, la huerta y el río que pasaba por allí en el que nos bañábamos, fue un tiempo muy bonito y muy feliz. Esta receta se la dedico a mi hermano pequeño Javi y a mi cuñada Rosi que es como una hermana y la quiero muchísimo.

INGREDIENTES:

  • Un manojo de grelos
  • Un buen trozo de lacón
  • Un par de chorizos
  • 4 patatas

Si el lacón no está desalado lo pondremos en agua durante 24 horas para desalar, ahora ya los venden envasados al vacío y listos para cocinar, lo pondremos en la olla y lo cubrimos con agua más o menos unos cuatro dedos por encima del lacón. Lo dejamos cocer en olla expres normal, una hora más o menos.

Abrimos la olla y comprobamos si el lacón esta cocido por si hay que dejarlo un poco más.

En el agua de cocer el lacón ponemos dos chorizos, las patatas y los grelos, que los tendremos ya limpios. Sabéis que cuando los lavéis tenéis que estrujarlos un poco para quitarles el amargor.

Contamos unos 15 o 20 minutos en la olla y ya lo tenemos listo para emplatar, solo tenemos que poner la cantidad que queramos de cada cosa ¡y a la mesa!  ¿fácil verdad?

Anuncios

Costillas a la miel

Estándar

Hacia tiempo que quería probar esta receta y tuve la ocasión de hacerlo en estas vacaciones, fuimos a pasar unos días al pueblo de la abuela de mi marido Arcos de Jalón en la provincia de Soria. Uno de los días que pasamos allí fuimos a conocer Medinaceli un pueblo precioso y con un encanto especial os recomiendo que vayáis, entre otros edificios interesantes se encuentra el único arco romano  de triple arcada que se conserva en la península y data del siglo I d.C.

Cuando llegamos fuimos a la oficina de turismo para informarnos de que visitar, nos atendieron muy bien y comenzamos nuestra visita, pasear por sus calles con tanta historia,  ver esa muralla  y estar bajo ese arco tan majestuoso fue increíble. También nos aconsejaron comer en uno de los bares del pueblo y fue un acierto,  comimos varias cosas y entre ellas unas costillas a la miel que estaban buenísimas y pensé que merecía la pena probar a hacerla en casa lo primero porque están muy buenas y lo segundo porque es un plato muy asequible.

Bueno no me enrollo mas y vamos a la receta.

INGREDIENTES: (para 4 personas)

– Kilo y medio de costillas de cerdo.

– 2 patatas grandes.

– 4 cucharadas soperas de miel.

– Pimienta molida.

– Sal.

– Tomillo y Romero.

– Un cubito de caldo de verdura.

– 6 cucharadas soperas de aceite de oliva.

– 100 ml. de agua.

-100 ml. de vino blanco.

Ponemos en una fuente de horno preferiblemente de barro el aceite colocamos las costillas cortadas en trozos como mas nos guste a nosotros, ponemos las patatas en trozos grandes para que se hagan al mismo tiempo que la carne y lo salpimentamos todo.

En un recipiente ponemos a calentar el agua con el cubito de caldo, el vino y la miel lo revolvemos todo y se lo echamos a las costillas por encima  y le ponemos el tomillo y el romero.

Lo introducimos al horno que tendremos precalentado a 200º arriba y abajo y colocamos la bandeja en el centro lo pondremos 80 minutos y vamos dándole la vuelta cada 20 minutos y regando con su caldo, tenemos que dejarlo bien doradito y veréis que cosa mas rica la carne se separa del hueso y queda muy tierna.

Espero que os haya gustado y lo probéis.

 

 

Gazpacho Andaluz

Estándar

Hoy hablaremos del gazpacho andaluz, es una tipo de  preparación culinaria consistente en una sopa fría hecha con distintas hortalizas crudas, aceite de oliva, vinagre y sal.

Se suele servir bien frío por lo que es muy indicado para los meses de verano, el origen del gazpacho es un tanto incierto, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía, donde el aceite de oliva y la abundancia de la buena huerta junto con su clima seco y caluroso hacían de este plato el rey de la mesa, por eso se le conoce popularmente como gazpacho  andaluz.

El origen del gazpacho como plato desmigado es anterior al uso de hortalizas en su elaboración y data de la época de al-Andalus donde se preparaba una sopa fría a base de, pan agua, aceite de oliva, vinagre y sal.

En mi casa en verano nunca me falta un gazpachito bien fresquito en la nevera, nos encanta, refresca y es una fuente natural de vitaminas y minerales.

Se puede servir como mas nos guste o bien solo como bebida fría y entrante a cualquier comida o como primer plato servido con su guarnición.

Os explico como lo hago yo aunque es de esos platos que cada uno tiene que probar para ir dándole su toque hasta que este al gusto de cada uno, el color tampoco es igual siempre pues influye el color de los tomates y al batirlo y emulsionar el aceite junto con todos los demas ingredientes suele coger un color mas bien anaranjado.

INGREDIENTES:

– 1.500 kg. de tomates rojos y maduros.

– Un pepino mediano.

– Un pimiento verde tipo italiano mediano.

– Una cebolla tierna mediana.

– Un par de dientes de ajo.

– Un trocito de pan del día anterior.

–  50 ml. de vinagre.

– 80 ml. de aceite de oliva.

– Un pellizco de sal.

– Cominos.

Lo primero lavar muy bien los tomates y el pimiento lo troceamos y lo echamos en la batidora añadimos el pepino pelado y troceado la cebolla y los dientes de ajo, ahora remojamos un poquito el pan y lo desmigamos le ponemos la sal, el vinagre, el aceite de oliva y mi madre siempre le ponía una puntita del cuchillo de cominos molidos y yo sigo haciéndolo porque me gusta el sabor que le da. Añadimos como 1/2 litro de agua y batimos todo cuando tenemos todo batido lo pasamos por el chino ( colador en forma de cono y con agujeros un poco mas grandes que un colador normal) ahora probamos y rectificamos al gusto de sal o vinagre y si nos gusta mas o menos liquido lo dejamos o podemos añadirle mas agua, ya solo tenemos que meterlo en la nevera y servir bien fresquito.

La guarnición no tiene ningún misterio solamente tenemos que hacer daditos de pepino, cebolla tomate y pimiento y ademas podemos ponerle picatostes y os puedo asegurar que esta para chuparse los dedos.

Espero que os haya gustado y que probéis a hacerlo ya me contareis!!!

 

 

 

 

 

Monas de pascua con huevos de chocolate

Estándar

Hoy os traigo unas monas con huevos de chocolate, así que manos a la obra que todavía estáis a tiempo de hacerlas y alegrar a los peques de la casa.

El domingo de Resurrección comienza la Pascua y es una tradición muy arraigada en muchos lugares el salir a comer la mona al campo, hoy os hablare de como se vive en Alicante que es la ciudad en la que vivo hace 26 años.

El domingo de Pascua de Resurrección y el lunes la gente suele reunirse con la familia o amigos, les gusta salir al campo o la playa y pasar el día comiendo y merendando y claro no puede faltar nunca la mona que suele llevar un huevo cocido o como las que os traigo hoy unos huevos de chocolate.

INGREDIENTES:

– 125 ml. de leche.

– 35 ml. de aceite de girasol.

– 2 cucharadas de esencia de azahar o si preferís anís dulce.

– huevecitos de chocolate rellenos.

– 2 huevos.

– 500 gr. de harina de fuerza.

– 125 gr. de azúcar.

– ralladura de una naranja.

– 25 gr. de levadura fresca de panadero.

– fideos de colores, anises o azúcar para decorar.

Os diré que hay muchas recetas diferentes, esta es mi manera de hacerlas y espero que la probéis porque están muy buenas y salen muy tiernas y esponjosas.

Primeramente templaremos la leche un poquito, unos 30 segundos en el microondas, no calentarla mucho porque tenemos que deshacer la levadura y si está demasiado caliente ésta perdería sus propiedades.

Después de deshacer la levadura, le añadimos la esencia de azahar, esto es opcional si no os gusta no pasa nada. A continuación echamos el azúcar y la ralladura de naranja para seguir batiendo con varillas a mano.

A continuación le vamos poniendo la harina poco a poco sin dejar de batir. Cuando hayamos puesto la mitad más o menos, le echamos el aceite, los huevos y seguimos con el resto de harina hasta que esté todo integrado, esto ya lo haremos con la mano porque con las varillas es más costoso.

También podéis amasarlo con la amasadora hasta que veáis que se despega de las paredes del bol.

Si veis que la masa es demasiado pegajosa podéis añadirle un poquito de harina pero no demasiada porque nos quedarían mas secas.

Ahora lo tapamos con papel film y lo dejemos que repose para que fermente la masa, durante 3 o 4 horas, depende de la temperatura de la habitación, tiene que doblar o triplicar su volumen. Algunas veces en invierno, lo he dejado toda la noche en la cocina y al día siguiente está perfecta, vosotros tendréis que ir probando, con la práctica es como se va aprendiendo.

Nos embadurnamos las manos de aceite para que la masa no se nos pegue, la sacamos del bol a una superficie donde podamos trabajar, con esta masa nos salen unas ocho monas , ya lo veis en las fotos.

Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear y los vamos colocando según las vayamos preparando, podemos darle la forma de nido para poner los huevitos encima, o cualquier otra forma que se os ocurra, eso ya va a gusto de cada uno.

Tenemos que dejar que vuelvan a subir otras dos horas más o menos, yo para acelerar el proceso enciendo el horno a unos 40 grados y las tengo una media hora, quedan muy bien. Ahora es el momento de decorar, pintamos con un huevo batido le ponemos dos o tres huevos de chocolate depende del tamaño que hayáis hecho , ya se lo que estáis pensando!! no os preocupéis tenéis que poner los huevos de chocolate rellenos osea macizos al hornearse se ablandan pero cuando se enfrían las monas los huevos vuelven a estar duros, ahora  adornamos como más nos guste, con azúcar nada mas o con los fideos de colores.

Metemos al horno precalentado a 180º,  la bandeja a mitad del horno, calor arriba y abajo sin aire, y unos 15 o 20 minutos. Si vemos que se nos tuestan demasiado rápido, bajad a 170º o poned papel de aluminio encima.

Buenos os deseo que paséis unos días de pascua muy felices con vuestra familia y amigos y os comáis la mona;)

 

Ternera en salsa

Estándar

Seguro que me echabais de menos;) ya tenía ganas de publicar alguna de mis recetas pero últimamente estoy un poco más liadilla y encima a dieta, como comprenderéis me cuesta trabajo ponerme a cocinar y a contaros cómo hacer cosas tan ricas.

Hoy he preparado unos filetes de ternera en salsa, una de las recetas de mi madre que no falla, es sencilla y siempre gusta a todo el mundo.

Esta receta también podemos hacerla con filetes de cerdo que son un poco más económicos, a mi siempre me ha gustado mucho, desde que era niña, recuerdo que dejaba el plato limpito, como me gustaba mojar pan en esa salsa tan rica,  debo de confesaros que me sigue gustando pero claro luego vienen los kilitos de más.

Voy a explicaros cómo se hace, vereis que facilita es.

INGREDIENTES:

– Un kilo de filetes de ternera.

– Una cebolla grande.

– Un par de dientes de ajo grandes.

– Una copa de un buen vino ( blanco o tinto al gusto)

– Dos rebanadas de pan.

– Aceite de oliva virgen extra.

– Sal.

– Pimienta negra molida.

– Agua.

Poner en una cazuela un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente echamos la cebolla y los ajos laminados a la vez que las rebanadas de pan, cuando esté todo dorado lo sacamos y lo ponemos en el vaso de la batidora triturándolo junto con la copa de vino.

Si vemos que es mucho aceite retiramos un poco y vamos friendo los filetes, yo he utilizado filetes de redondo de ternera vosotros podeis utilizar la pieza que más os guste. No freirlos demasiado solo sellarlos por los dos lados para que no se vayan los jugos, vamos apartándolos en un plato hasta que tengamos todos, entonces los echamos todos juntos en la cazuela y volcamos  en ella el triturado de cebolla, ajo, pan y vino.

Lo ponemos todo al fuego cubriendolo con agua lo salpimentamos y dejamos que cueza a fuego medio hasta que veamos que la carne está tierna y la salsa espesita, si os gusta en vez de sal podeis ponerle una pastilla de caldo de carne.

Yo en mi placa de inducción lo pongo al 6  en la olla rapida y en 10 minutos está listo, vosotros tendreis que calcular el tiempo dependiendo de donde lo hagais y de la calidad de la carne.

Espero que lo probéis, seguro que os encanta, ya me contaréis.

Roscón de Reyes

Estándar

Me encantan los roscones y sobre todo su olor, uffff  para mi son irresistibles. Hace un par de años hice mi primer Roscón de Reyes. La cosa fue bastante divertida ya que había leído varias recetas y al final me decidí por esta, compré y preparé todos los ingredientes y me puse manos a la obra.

Como no las tenía todas conmigo, pues al leer las recetas,  me parecía un poco complicado tanto levado de masa, me fui a comprar un roscón por si acaso jajajaja. Si si, como lo leeis. Aquí en Alicante es típico comerse el roscón la noche de Reyes y claro imaginaos si aquello no salía bien, ¿Donde iba a comprar un roscón a esas horas? 

Cuando era niña siempre tomábamos el roscón el día 6 para desayunar y para merendar pero al venir a vivir a Alicante adquirimos la costumbre de aquí y cuando volvíamos de ver  la cabalgata de reyes con los niños super emocionados, cenábamos y nos comíamos un trocito de roscón, que ricoooo!!! Y siempre sobraba para el desayuno del día siguiente. Bueno si pincháis aquí veréis la receta, pues el primer año que lo hice, lo publiqué en febrero y claro, no iba a llamarlo Roscón de Reyes así que lo bauticé como Roscón de San Valentin!!! original si que quedó y rico también. Espero que os guste mucho. Feliz  Año Nuevo a todos!!

Pastas de Almendra

Estándar

Hoy os traigo estas ricas pastas de almendra que se pueden comer durante todo el año, aunque en estas fiestas navideñas que se aproximan, es muy típico hacerlas y, por supuesto, comerlas 😉

Os diré que la receta original no es mía, me la dio mi compañera Fina que es de Muro de Alcoy, un pueblo muy cerquita de Alcoy en la montaña Alicantina. Como casi siempre, he cambiado alguna cosilla, y el resultado ha sido genial.

INGREDIENTES:

– 250 gr. de almendra molida.

– 200 gr. de azúcar.

– 2 huevos medianos.

– 100 gr. de harina.

– 100 gr. de manteca de cerdo.

– ralladura de limón.

– almendras enteras crudas.

– 50 ml. de leche.

Ponemos un bol y echamos la harina, la almendra molida y el azucar, mezclamos todo y añadimos la ralladura de limón. A mi me gusta poner los ingredientes secos primero porque así se mezclan mejor.

Ahora ponemos la manteca reblandecida, la leche y los huevos. Removemos todo bien y dejamos reposar un poquito en el frigorífico.

Colocamos en una bandeja de horno papel de hornear y mientras el horno se va precalentando a 180º,  vamos poniendo porciones de nuestra mezcla en la bandeja y las hacemos del tamaño que mas nos guste, eso si, ponerlas un poco separadas porque al cocerse crecen un poquito.

Les ponemos una almendra cruda encima y ya estan listas para meter al horno. Mantener el horno a 180º con la bandeja en el medio y calor arriba y abajo entre 12 y 15 minutos. Eso ya depende de los hornos, así que no las perdáis de vista porque se queman enseguida.

Espero que os gusten y ya vereís que faciles son y que ricas estan!!!

Miguelitos

Estándar

Los Miguelitos son unos pastelitos de hojaldre rellenos de crema pastelera, son típicos de un pueblo llamado La Roda en Albacete y los más famosos son los de la confitería La Moderna.

Son deliciosos, su hojaldre es crujiente y se deshacen en la boca, la crema los hace irresistibles.

Yo como ya sabéis tengo a casi toda mi familia en Madrid y vivo en Alicante, cada vez que viajo veo en casi todos los restaurantes de carretera estos pasteles por lo que son bastante famosos, un día pensé, voy a probar a hacerlos y me salieron riquísimos, desde entonces siempre los hago en casa.

Espero que probéis a hacerlos y os gusten 😉

INGREDIENTES:

– Una lámina de hojaldre fresco. (La podéis encontrar en Lidl)

– Azúcar glass.

Para la crema pastelera:

– 250ml. de leche.

– Una yema de huevo.

– 25 gramos de maizena.

– 10 gr. de mantequilla

– un sobre de azúcar avainillado.

– 60 gr. de azúcar.

Veréis que sencillo es. Lo primero que tenemos que hacer es dejar el hojaldre a temperatura ambiente unos minutos. Cortamos las porciones del tamaño que mas nos gusten, ponemos papel sulfurizado en la bandeja del horno y vamos colocando el hojaldre.

Colocamos uno encima del otro, lo metemos al horno ya precalentado a 180º, la bandeja a mitad del horno, arriba y abajo, lo tendremos más o menos 20 minutos, ya sabéis que depende de cada horno.

No dejéis que se doren demasiado, a continuación sacamos la bandeja del horno y lo ponemos en una rejilla a enfriar.

Cuando ya están fríos separamos las porciones y rellenamos con la crema pastelera.

La crema pastelera, para esta cantidad de Miguelitos, es suficiente con la cantidad de ingredientes que os pongo arriba.

Echamos la mitad de la leche en un cazo con la mantequilla y el azúcar, lo ponemos al fuego, cuando esté caliente, pero sin llegar a hervir, lo apartamos del fuego.

En la otra mitad de leche disolvemos la maizena y batimos la yema de huevo, vamos añadiendo despacio a la mezcla que ya teníamos en el cazo, volviendo a ponerlo al fuego sin dejar de remover hasta que veamos que espesa.

Dejamos enfriar y rellenamos los hojaldres como más nos guste, podemos hacerlo con la manga pastelera o simplemente con una cuchara, después ponemos la otra parte del hojaldre a modo de tapa y espolvoreamos con bastante azúcar glass.

Como ya os he dicho están para chuparse los dedos 🙂

Magdalenas Caseras

Estándar

Hoy os traigo una receta de las de siempre, algo rico y dulce para que alegréis la vida a quienes os rodea.

Ya hacía más de un mes que no publicaba nada,  he estado de vacaciones y ahora, hasta que coja el ritmo y con estos calores, me cuesta muuuuchoooo.

Sobre el origen de las magdalenas hay varias versiones, unos dicen que provienen de la región de Lorena (Francia),  y deben su nombre a una criada llamada Madelaine que elaboró estos dulces para un rey polaco que tenía allí un castillo.

Otros dicen que se remonta a la época de los peregrinos y el camino de Santiago, donde una joven llamada Magdalena le daba a los peregrinos unos dulces con forma de concha.

Sea como fuere, las magdalenas son un dulce muy tradicional en España y muchos de nosotros las tomamos en el desayuno o la merienda, dulces e incluso saladas. Están riquísimas.

INGREDIENTES:

– 200 gr. de azúcar.

– 200 gr. de aceite de girasol.

– 3 huevos medianos.

– 180 gr. de harina de repostería.

– 40 gr. de maizena.

– 50 gr. de zumo de naranja.

– ralladura de una naranja.

– un sobre de levadura.

– un pellizco de sal.

– moldes para magdalenas.

La preparación no es nada complicada,  en primer lugar, ponemos en un bol los huevos, el azúcar y el zumo de naranja y lo batimos bien con las barillas, añadimos el aceite y seguimos batiendo.

A continuación, echamos harina, levadura y sal que habremos tamizado anteriormente, mezclamos lo justo,  agregamos la ralladura y removemos de nuevo. Algunas veces también les pongo gotas de chocolate.

Lo dejamos reposar en el frigorífico durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 250 º ,sacamos la masa del frigorifico y rellenamos las cápsulas un poco mas de la mitad, espolvoreamos con azúcar y metemos en el horno.

Bajamos la temperatura a 200º, la bandeja a la mitad, arriba y abajo.

Yo suelo tenerlas entre 12-14 minutos,  tenéis que estar pendientes porque de unos hornos a otros, cambia.

Espero que las probéis y os gusten!!

Cabello de angel y mini troncos de hojaldre

Estándar

En esta ocasión os voy a explicar como se prepara el cabello de angel. Hace unos meses me regalaron un par de calabazas llamadas ” Calabazas de cidra”,también, confiteras o almizcleras. Son de cascara muy dura y consistente, el interior es jugoso y filamentoso  una vez cocinado tiene aspecto de cabello dorado de ahí el nombre de cabello de angel.

La verdad es que son calabazas que no son faciles de encontrar, por eso, cuando me las regalaron, me hicieron mucha ilusión ya que me encanta el cabello de angel.

Es un poco laborioso, pero merece la pena hacerlo casero porque tiene un sabor mucho mas rico, además, podemos almacenarlo en tarritos de cristal y nos durarán meses.

También os pongo una receta de tronquitos de hojaldre y cabello de angel que quedan riquísimos, asi que hoy ,en una misma entrada, tenéis dos recetillas.

Espero que os guste.

INGREDIENTES: Para el cabello de angel

– Calabaza de cidra.

– Azúcar.

– Piel de limón

– Un palito de canela.

Lavamos muy bien la calabaza, la partimos por la mitad con un cuchillo y la troceamos, ponemos agua en una cacerola y cuando hierva colocamos los trozos de calabaza y dejamos cocer a fuego lento entre 50 y 60 minutos.

Con una cuchara vamos sacando toda la pulpa que veremos que quedan como en hebras, desechando las pepitas.

Ponemos a escurrir la pulpa en un colador, apretando con la manos para que suelte todo el agua y ,de paso, vamos separando las hebras.

Pesamos la pulpa y la ponemos en una cacerola o sartén honda y echamos la misma cantidad de azúcar, aunque yo suelo ponerle unos 100 gramos menos,   también la piel de limón y la rama de canela y vamos removiendo a fuego lento. El tiempo depende de la cantidad de cabello de angel que hagáis, pero bueno, cuando veáis que ha perdido todos los líquidos y que esta doradito, lo retiramos del fuego.

Si queréis almacenar algunos tarritos tenéis que lavarlos muy bien y hervirlos, después secarlos muy bien y rellenarlos de cabello de angel cuando todavía esta bien caliente. No debéis rellenar del todo los tarros para dejar espacio y poder hacer el vacio, cerrándolos bien y poniéndolos boca abajo tapados con un paño de cocina. Cuando se enfríen ya podéis colocarlos en un lugar fresco o en el frigorifico.

INGREDIENTES:  Para los mini troncos de hojaldre

– Una plancha de hojaldre.

– Cabello de angel.

– Huevo para pintar el hojaldre.

Si hacéis estos mini tronquitos de hojaldre seguro que repetiréis. Están buenísimos, fáciles y quedan muy vistosos. Hoy los he hecho con cabello de angel, pero se pueden hacer de muchos sabores: chocolate y mermelada  e incluso salados: jamon y queso, salchichas o morcilla. Como veis, tiene infinidad de posibilidades.

Fijaos en la foto para prepararlos, sólo tenéis que cortar el hojaldre. A mi me salieron 6 de una lámina de hojaldre del lidl.

Hacemos unos cortes horizontales en la mitad del hojaldre, ponemos el relleno y envolvemos.

 Los colocamos en la bandeja del horno donde habremos puesto papel de hornear, los pintamos con huevo y los metemos en el horno precalentado a 180º con la bandeja arriba y abajo unos 30 minutos. Si veis que no están doraditos y crujientes, esperar unos minutillos más, ya sabéis lo que os digo siempre, cada horno es un mundo.

Pues nada, ya sabéis, estan de rechupete;)