Archivo de la categoría: Dulce

Toña con patata

Estándar

Toña de patata

Existe un dicho que dice así, “no hay mal que por bien no venga”, y eso mismo pienso yo.

Pues bien, ahora mismo me encuentro de baja médica y como llevo unos días haciendo reposo me aburro muchísimo! Y he pensado, voy a publicar alguna de las recetas que tengo guardadas. Me he acordado que mi compañera Natalia, el otro día me preguntó por las toñas de patata y aquí están, así que se la dedico a ella y a su pequeñín José, que ya hace pinitos de cocinero.

Estas toñas son algo muy típico de estas tierras alicantinas, aunque sé que en otros sitios son llamadas de otra manera.

Espero que os gusten, a mi me encantan, también podéis hacer monas con huevos duros o de chocolate,  la patata le da una textura más jugosa y se mantienen blandas más tiempo.

ingredientes toña patata

INGREDIENTES:

-150 gr. de azúcar.

-La piel de un limón.

-220gr. de patatas ya cocidas.

-80 gr. de aceite de girasol.

-3 huevos, uno para pintar las toñas.

-600 gr. de harina de fuerza.

-80 gr. de levadura fresca de panadero.

-papel de hornear.

Ponemos en un bol el azúcar junto con la ralladura de limón y lo mezclamos bien, a continuación añadimos la patata ya cocida, el aceite de girasol, deshacemos la levadura y la ponemos junto a los dos huevos, también suelo ponerle un chorrito de agua de azahar porque me gusta mucho el toque que le da. Volvemos a mezclar.

Ahora vamos echando poco a poco la harina y lo batimos todo hasta tener una masa más o menos elástica y pegajosa, la ponemos encima de la encimera de la cocina, nos untamos las manos con aceite para que no se nos pegue demasiado, cuidado con añadir mas harina porque si nos pasamos saldrán mas duras.

Toñas de patata sin cocer

La dejamos reposar tapada con un paño en un sitio cálido hasta que doble su tamaño,  una vez que ha levado volvemos a amasar un poco para sacar todo el aire a la masa. Ahora ya podemos formar nuestras toñas y esperar a que vuelva a doblar su tamaño para acelerar este proceso y que no se nos haga tan pesado podemos calentar el horno a 50 y meterlo hasta que veamos que ya ha levado lo suficiente.

Pintamos con el huevo batido y le ponemos azúcar que habremos mojado con unas gotas de agua, también podemos ponerle anises de colores, ya como más os guste.

Lo metemos al horno, la bandeja al centro, arriba y abajo y a 180º unos 15 minutos, tenéis que estar muy pendientes de no tostarlo demasiado, si veis que se esta tostando y todavía no ha pasado el tiempo poner por encima un papel de aluminio hasta que  estén cocidas.

Bueno ya sabéis, para un desayuno o merienda especial, ¡con estas toñas quedareis de lujo!

Tarta de Santiago

Estándar

Hoy es el día de Santiago Apóstol y que mejor manera de festejarlo que con esta rica y jugosa tarta de almendra, ademas me gustaría felicitar desde aquí a todos los Santiagos en especial a mi hermano;)

Si buscáis en la red os aseguro que encontrareis muchas recetas de esta tarta, no voy a mentiros nunca la había preparado y este año me he decidido es una receta que tenia guardada desde hacia muchísimo tiempo y espero que os guste.

Llevo todo el mes de vacaciones y no he publicado nada, eso no quiere decir que no haya comido claro;) solo que estoy un poco desconectada de este mundillo blogueril.

Como veis la tarta ha quedado muy bonita y la cruz de Santiago mas todavía eso se lo debo al Chato que se ha entretenido en dibujarla y recortarla para que yo tuviera mi plantillita, me la he descargado de internet pero como la impresora de casa no funciona y con estos calores no me apetecía ir a la copisteria pues hemos recurrido al plan casero que ese nunca falla!!!

Bueno vamos al lio ya veréis que fácil, rica y resultona.

 

INGREDIENTES:

– 250 gr. de almendra cruda molida.

– 250 gr. de azúcar.

– un poquito de ralladura de limón.

– 4 huevos L

– 1/2 cucharadita pequeña de canela molida.

 

Precalentamos el horno a 180º  en un bol mezclamos la almendra, azúcar, ralladura de limón muy poco solo es para darle un toque no queremos que predomine el sabor a limón y a continuación la canela media cucharadita de las de café osea de la pequeñitas ahora lo mezclamos todo.

Cuando lo tenemos bien mezclado vamos añadiendo los huevos de uno en uno, no añadir el siguiente hasta que no este bien integrado el anterior, he pesado un huevo para que calculéis los mios pesaban entero con su cascara y todo 73 gramos,  os quedara una masa no demasiado espesa ya podéis verlo en la foto.

Ya tenemos la mezcla la echamos en un molde el mio es de 26 ctm. y bajito es el que utilizo para las tartas de manzana o la quiche, yo le pongo papel de hornear para poder desmoldar bien.

Lo introducimos en el horno a 180º la bandeja en medio y calor arriba y abajo durante 40 minutos mas o menos ir mirando que quede tostadita y no se os queme.

La sacamos del horno y la dejamos enfriar cuando ya este lista colocamos la cartulina con la cruz o cualquier otro dibujo que os guste,y espolvoreamos azúcar glass con ayuda de un colador después levantamos con mucho cuidado la cartulina y ya tenemos lista nuestra riquísima tarta de Santiago.

 

 

Monas de pascua con huevos de chocolate

Estándar

Hoy os traigo unas monas con huevos de chocolate, así que manos a la obra que todavía estáis a tiempo de hacerlas y alegrar a los peques de la casa.

El domingo de Resurrección comienza la Pascua y es una tradición muy arraigada en muchos lugares el salir a comer la mona al campo, hoy os hablare de como se vive en Alicante que es la ciudad en la que vivo hace 26 años.

El domingo de Pascua de Resurrección y el lunes la gente suele reunirse con la familia o amigos, les gusta salir al campo o la playa y pasar el día comiendo y merendando y claro no puede faltar nunca la mona que suele llevar un huevo cocido o como las que os traigo hoy unos huevos de chocolate.

INGREDIENTES:

– 125 ml. de leche.

– 35 ml. de aceite de girasol.

– 2 cucharadas de esencia de azahar o si preferís anís dulce.

– huevecitos de chocolate rellenos.

– 2 huevos.

– 500 gr. de harina de fuerza.

– 125 gr. de azúcar.

– ralladura de una naranja.

– 25 gr. de levadura fresca de panadero.

– fideos de colores, anises o azúcar para decorar.

Os diré que hay muchas recetas diferentes, esta es mi manera de hacerlas y espero que la probéis porque están muy buenas y salen muy tiernas y esponjosas.

Primeramente templaremos la leche un poquito, unos 30 segundos en el microondas, no calentarla mucho porque tenemos que deshacer la levadura y si está demasiado caliente ésta perdería sus propiedades.

Después de deshacer la levadura, le añadimos la esencia de azahar, esto es opcional si no os gusta no pasa nada. A continuación echamos el azúcar y la ralladura de naranja para seguir batiendo con varillas a mano.

A continuación le vamos poniendo la harina poco a poco sin dejar de batir. Cuando hayamos puesto la mitad más o menos, le echamos el aceite, los huevos y seguimos con el resto de harina hasta que esté todo integrado, esto ya lo haremos con la mano porque con las varillas es más costoso.

También podéis amasarlo con la amasadora hasta que veáis que se despega de las paredes del bol.

Si veis que la masa es demasiado pegajosa podéis añadirle un poquito de harina pero no demasiada porque nos quedarían mas secas.

Ahora lo tapamos con papel film y lo dejemos que repose para que fermente la masa, durante 3 o 4 horas, depende de la temperatura de la habitación, tiene que doblar o triplicar su volumen. Algunas veces en invierno, lo he dejado toda la noche en la cocina y al día siguiente está perfecta, vosotros tendréis que ir probando, con la práctica es como se va aprendiendo.

Nos embadurnamos las manos de aceite para que la masa no se nos pegue, la sacamos del bol a una superficie donde podamos trabajar, con esta masa nos salen unas ocho monas , ya lo veis en las fotos.

Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear y los vamos colocando según las vayamos preparando, podemos darle la forma de nido para poner los huevitos encima, o cualquier otra forma que se os ocurra, eso ya va a gusto de cada uno.

Tenemos que dejar que vuelvan a subir otras dos horas más o menos, yo para acelerar el proceso enciendo el horno a unos 40 grados y las tengo una media hora, quedan muy bien. Ahora es el momento de decorar, pintamos con un huevo batido le ponemos dos o tres huevos de chocolate depende del tamaño que hayáis hecho , ya se lo que estáis pensando!! no os preocupéis tenéis que poner los huevos de chocolate rellenos osea macizos al hornearse se ablandan pero cuando se enfrían las monas los huevos vuelven a estar duros, ahora  adornamos como más nos guste, con azúcar nada mas o con los fideos de colores.

Metemos al horno precalentado a 180º,  la bandeja a mitad del horno, calor arriba y abajo sin aire, y unos 15 o 20 minutos. Si vemos que se nos tuestan demasiado rápido, bajad a 170º o poned papel de aluminio encima.

Buenos os deseo que paséis unos días de pascua muy felices con vuestra familia y amigos y os comáis la mona;)

 

Bizcocho de vainilla

Estándar

Llevo varios días queriendo publicar esta receta, pero me faltan horas, no se cómo me las arreglo, pero no llego… sera la edad ;). Bueno, lo importante es que ya estoy aquí con este estupendo y rico bizcocho.

Es una receta parecida a la típica del yogur pero he variado algunas cosas, a mi me encanta la vainilla, de hecho, cuando utilizo alguna vaina no la tiro porque me gusta meterla en el bote de azúcar para que coja el sabor de la vainilla.

Es un buen bizcocho, tanto para desayuno, como para merienda y mojadito en la leche esta riquísimo. También podéis cambiar el aroma, al gusto de cada uno, probarlo y veréis como os encanta.

Esta vez utilicé un molde rectangular y de silicona y no me gustó mucho porque se deformó al ir cociéndose y no salió ni redondo ni rectangular, os aconsejo que no lo hagáis en silicona. Por lo demás, tanto de sabor como de textura y esponjosidad estaba espectacular.

Vamos a la receta.

INGREDIENTES

– 3 huevos M

– Un yogur natural

– 250 gr. de azúcar

– 375 de harina de repostería

– Un sobre de levadura tipo Royal

– 65 ml. de aceite de oliva suave o girasol

– 65 ml de leche

– Extracto  de vainilla ( yo puse un tubito del lidl)

Preparamos el molde engrasándolo con mantequilla o aceite para que desmolde mejor. Si el molde no es desmontable yo le pongo unas tiras de papel de hornear que sobresalgan del molde para luego poder tirar y que no se estropee.

Ponemos el horno a precalentar 180º con calor arriba y abajo.

Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos. Ponemos en un bol los huevos y el azúcar y lo batimos hasta que blanquee y quede cremoso.

Ahora le agregamos el yogur, la leche, aceite y la vainilla y seguimos batiendo. Vamos añadiendo poco a poco la harina sin dejar de batir hasta que veamos que queda una crema espesa.

Vertemos la mezcla en el molde que hemos engrasado y lo introducimos en el horno unos 45 minutos. Esto también depende del tamaño del molde, así que si lo veis tostadito  cuando haya pasado este tiempo podéis probar pinchando el bizcocho. Si sale seco es que ya esta cocido.

Lo sacáis y lo dejáis enfriar sobre una rejilla, después lo desmoldáis y ya esta listo para hincarle el diente. Ya veréis que rico esta.

 

 

Cruasanes de Chocolate

Estándar

Hoy os traigo una receta dulce, unos ricos cruasanes de chocolate.  Muchos de vosotros ya sabéis que mi debilidad es el hojaldre, por la variedad de recetas que podemos hacer tanto dulce como saladas.

Estos dulces cruasanes rellenos de chocolate se los dedico a mis hijos Victor y Eduardo que desde que eran muy pequeños  les encanta todo lo que lleve chocolate.

Son muy fáciles de hacer y se cuecen rapidito, os puedo asegurar que en menos de una hora estaréis comiendo unos crujientes cruasanes.

INGREDIENTES:

– Una plancha de hojaldre

– Crema de chocolate

– Un huevo

– Azúcar glass

– Fideos de chocolate

– Almendras fileteadas

– Un huevo

Como podéis apreciar en la foto estiramos un poco la plancha de hojaldre y hacemos porciones en forma de triangulo, ponemos la crema de chocolate en la parte mas ancha y vamos enrollando.

Colocamos los cruasanes en la bandeja del horno, los pintamos con el huevo y  adornamos con lo que más nos guste, fideos de chocolate, almendras fileteadas….

Tambien podéis hacerlos con jamon de york y queso, sobrasada etc….

Metemos al horno precalentado la bandeja  arriba y abajo a 180º aproximadamente entre 15 y 20 minutos, depende de cada horno pero  tienen que estar doraditos. si no habéis adornado podéis espolvorear con azúcar glass.

Espero que os gusten;)

Roscón de Reyes

Estándar

Me encantan los roscones y sobre todo su olor, uffff  para mi son irresistibles. Hace un par de años hice mi primer Roscón de Reyes. La cosa fue bastante divertida ya que había leído varias recetas y al final me decidí por esta, compré y preparé todos los ingredientes y me puse manos a la obra.

Como no las tenía todas conmigo, pues al leer las recetas,  me parecía un poco complicado tanto levado de masa, me fui a comprar un roscón por si acaso jajajaja. Si si, como lo leeis. Aquí en Alicante es típico comerse el roscón la noche de Reyes y claro imaginaos si aquello no salía bien, ¿Donde iba a comprar un roscón a esas horas? 

Cuando era niña siempre tomábamos el roscón el día 6 para desayunar y para merendar pero al venir a vivir a Alicante adquirimos la costumbre de aquí y cuando volvíamos de ver  la cabalgata de reyes con los niños super emocionados, cenábamos y nos comíamos un trocito de roscón, que ricoooo!!! Y siempre sobraba para el desayuno del día siguiente. Bueno si pincháis aquí veréis la receta, pues el primer año que lo hice, lo publiqué en febrero y claro, no iba a llamarlo Roscón de Reyes así que lo bauticé como Roscón de San Valentin!!! original si que quedó y rico también. Espero que os guste mucho. Feliz  Año Nuevo a todos!!

Mantecados de Almendra

Estándar

Hace unos días publiqué otra entrada con unas pastas de almendra, hoy os traigo los mantecados muy típicos de la Navidad.

El origen del mantecado data del siglo XVI propiciado por el excedente de cereales y manteca de cerdo que se daba en Andalucía. Unos dicen que de Estepa y otros de Antequera.

Yo no se de dónde proviene esta receta pero si dónde la encontré, nunca había preparado mantecados caseros y las Navidades pasadas me apetecía intentarlo, me puse manos a la obra a buscar recetas y encontré una que me pareció muy fácil y tenia muy buena pinta, era del blog “de sucre i sal“, podéis visitar el blog, tiene recetas estupendas.

Cuando los hice ummmm supe que ya no volvería a comprar  mantecados nunca más, estaban buenísimos, os aconsejo que los probéis 😉

INGREDIENTES:

– 450 gr. de manteca de cerdo.

– 500 gr. de almendra molida.

– 500 gr. de harina de trigo.

– 450 gr. de azúcar.

– una tacita pequeña de aceite.

– la piel de un limón rallado, mas un trozo de piel entera.

– canela molida.

– dos yemas de huevo.

– una clara de huevo.

– azúcar y canela molida para espolvorear.

Vamos a elaborar los mantecados, ponemos un cazo con el aceite al fuego y cuando este caliente freímos la cascara de limón.

Dejamos que el aceite se enfríe, mientras, en un bol grande amasamos la manteca a temperatura ambiente, añadimos aceite, azúcar, almendra, las yemas, la ralladura de limón y la canela molida.

Amasamos bien con las manos, ponemos papel vegetal o una lámina de silicona en la bandeja del horno y vamos colocando porciones de masa, con la forma de una croqueta ponerlas separadas porque luego ensanchan.

Ahora las pincelamos con clara de huevo y las espolvoreamos con azúcar y canela.

Metemos la bandeja al horno precalentado a 165º y horneamos a esta temperatura de 35 a 40 minutos.

Pasado este tiempo los sacamos del horno, hay que tener cuidado porque calientes son muy frágiles y se desmoronan con mucha facilidad, procurar cogerlos con una paleta y ponerlos en una bandeja a enfriar.

Con estas cantidades me salieron 80 mantecados. Bueno, espero que os gusten y me digáis como os han quedado:)

Dulce de Membrillo

Estándar

Hoy os traigo una fruta, el membrillo a mi me gusta mucho y suelo prepararlo casi todos los años, es tipico del otoño y suele durar hasta el principio del invierno, así que, aprovechar porque todavía podemos encontrarlos en los mercados.

El membrillo es originario del oeste de Asia, llegó a España a través de Grecia e Italia y desde aquí  se exportó a América. Se dice que en la Edad Media se utilizaba no sólo como alimento,  sino, como remedio muy eficaz contra la diarrea por su poder astringente.

Para poder cocinar nuestros membrillos tenemos que elegir los que estén maduros y desechar los verdes y duros.

Yo recuerdo que cuando era niña me gustaba mucho y cuando iba con mi madre al mercado me llamaba la atención el membrillo de colores, y ella  siempre me decia lo mismo,” no hija, que eso lleva polvos” jajaja, supongo que se refería a  colorantes artificiales por lo que me iba a casa sin ese membrillo o jalea de frutas tan bonitas de colores rojos y verdes, jajajaja, que tiempos…..

Bueno dejo mi nostalgia y paso a dar la receta, esperando que os guste mucho.

INGREDIENTES:  Para dos bloques medianos de dulce de membrillo.

– 1 kg. de membrillos.

– 750 gr. de azúcar.

– una ramita de canela.

– un chorrito de zumo de limón.

Yo suelo lavar y pelar los membrillos, desechando el corazón y todas las partes que pudieran estar demasiado blandas, los troceo y los pongo en una cazuela con el azucar y un  chorrito de limón,  lo dejo macerar durante toda la noche o unas 8 horas.

Trascurrido este tiempo, veremos que la fruta ha soltado su agua. Pondremos la cazuela al fuego junto a la ramita de canela. Vamos removiendo despacio y una vez que comience a hervir bajamos el fuego, lo ponemos a fuego medio ( en mi vitro el 5) y vamos removiendo para que no se nos pegue, preferiblemente con cuchara de palo.

El membrillo poco a poco se irá ablandando y adquiriendo un color oscuro, anaranjado, como podeís apreciar en las fotos. Llegado este punto retiramos la ramita de canela y pasamos la batidora hasta dejar un puré fino, volvemos a colocar al fuego y dejamos que cueza unos minutos más.

Mas o menos, yo tarde unos 45 minutos para saber cuando estaba en su punto. Tenemos que comprobar que la cuchara de palo se sujeta sola de pie, como podéis ver la mía esta muy derechita ;=)

Lo apartamos del fuego y lo echamos en nuestros recipientes, dejamos que se enfríe y lo tapamos. Asi nos durará unos meses en el frigorífico.

El membrillo se puede comer con distintos tipos de queso. Yo en esta ocasión elejí un queso fresco y unas nueces, pero con queso curado también esta riquísimo, o simplemente, untadolo en unas ricas tostas.

Espero que os guste y probéis a hacerlo ya que no es nada complicado y esta de “rechupete”.

Pastas de Almendra

Estándar

Hoy os traigo estas ricas pastas de almendra que se pueden comer durante todo el año, aunque en estas fiestas navideñas que se aproximan, es muy típico hacerlas y, por supuesto, comerlas 😉

Os diré que la receta original no es mía, me la dio mi compañera Fina que es de Muro de Alcoy, un pueblo muy cerquita de Alcoy en la montaña Alicantina. Como casi siempre, he cambiado alguna cosilla, y el resultado ha sido genial.

INGREDIENTES:

– 250 gr. de almendra molida.

– 200 gr. de azúcar.

– 2 huevos medianos.

– 100 gr. de harina.

– 100 gr. de manteca de cerdo.

– ralladura de limón.

– almendras enteras crudas.

– 50 ml. de leche.

Ponemos un bol y echamos la harina, la almendra molida y el azucar, mezclamos todo y añadimos la ralladura de limón. A mi me gusta poner los ingredientes secos primero porque así se mezclan mejor.

Ahora ponemos la manteca reblandecida, la leche y los huevos. Removemos todo bien y dejamos reposar un poquito en el frigorífico.

Colocamos en una bandeja de horno papel de hornear y mientras el horno se va precalentando a 180º,  vamos poniendo porciones de nuestra mezcla en la bandeja y las hacemos del tamaño que mas nos guste, eso si, ponerlas un poco separadas porque al cocerse crecen un poquito.

Les ponemos una almendra cruda encima y ya estan listas para meter al horno. Mantener el horno a 180º con la bandeja en el medio y calor arriba y abajo entre 12 y 15 minutos. Eso ya depende de los hornos, así que no las perdáis de vista porque se queman enseguida.

Espero que os gusten y ya vereís que faciles son y que ricas estan!!!

Buñuelos de viento.

Estándar

Hoy os traigo estos riquísimos buñuelos de viento, un postre o merienda excelentes, propio de estas fechas, cuando yo era niña no existía la festividad de Halloween, que como muchos de vosotros ya sabeis, viene de la cultura celta y se celebra internacionalmente sobre todo en los países anglosajones en la noche del 31 de octubre y es la noche de difuntos o de todos los santos.

Como os decia, en mi niñez no habia niños disfrazados por las calles ni pidiendo caramelos, recuerdo que cuando llegaba este día, 1 de Noviembre por la mañana mi madre nos levantaba temprano para ir al cementerio a poner flores a nuestros difuntos, siempre ibamos mi hermano Javi que es más pequeño y yo, no nos daba miedo era algo normal para nosotros, ayudábamos a mamá a limpiar aquello, luego colocábamos las flores y nos ibamos a casa  tan contentos, porque sabiamos que esa tarde tendríamos merienda especial, buñuelos de viento rellenos de crema ummmm… que recuerdos 😉 tambien teniamos huesitos de santo que estaban riquísimos.

Bueno os dejo con esta espectacular receta y no os lo penséis mucho, hacedlos están buenísimos!!!

INGREDIENTES: ( 4 personas)

– 200 gr. de harina de trigo.

– 100 gr. de mantequilla.

– 125ml. agua.

– 125 ml. de leche.

– 5 huevos.

– pellizco de sal.

– Aceite de girasol para freir.

Ponemos en una cacerola el agua, la leche, la mantequilla y la sal, podemos ponerle una cascara de limón si nos gusta para aromatizar la leche. Ponemos al fuego y dejamos hervir 2-3 minutos. Retiramos la cáscara si la hemos puesto.

Tamizamos la harina y la volcamos de una vez sobre el cazo. Trabajamos la masa con el cazo sobre el fuego más bien bajo, con una cuchara o espatula de madera hasta formar una pasta homogénea, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Mientras tanto preparamos la crema pastelera, podéis encontrar los pasos para prepararla en esta receta de crema pastelera para los Miguelitos.

Cuando la masa esté templada, añadir un huevo y mezclamos con la cuchara de madera hasta que se una bien, repetir la operacion hasta terminar con los 5 huevos restantes de uno en uno.

Ponemos a calentar el aceite en una sartén honda, no debe estar demasiado caliente. Tomamos una cucharadita de masa y la desprendemos con otra cuchara dejándola caer en el aceite, no poner muchos buñuelos de una vez.

Los buñuelos se hincharán hasta doblar su volumen y se darán la vuelta ellos solos, en ese momento, aumentar el calor para que se doren y sacarlos a un plato con papel absorbente.

Ponemos la crema en la manga pastelera , introducimos la boquilla dentro de cada buñuelo y los rellenamos. A continuación los pasamos por azúcar y ya están listos para tomarlos con lo que más nos guste, cafe , té, etc….

Los podemos rellenar de muchísimas otras cosas, chocolate, cabello de angel, mermelada, nata montada.