Dulce de Membrillo

Estándar

Hoy os traigo una fruta, el membrillo a mi me gusta mucho y suelo prepararlo casi todos los años, es tipico del otoño y suele durar hasta el principio del invierno, así que, aprovechar porque todavía podemos encontrarlos en los mercados.

El membrillo es originario del oeste de Asia, llegó a España a través de Grecia e Italia y desde aquí  se exportó a América. Se dice que en la Edad Media se utilizaba no sólo como alimento,  sino, como remedio muy eficaz contra la diarrea por su poder astringente.

Para poder cocinar nuestros membrillos tenemos que elegir los que estén maduros y desechar los verdes y duros.

Yo recuerdo que cuando era niña me gustaba mucho y cuando iba con mi madre al mercado me llamaba la atención el membrillo de colores, y ella  siempre me decia lo mismo,” no hija, que eso lleva polvos” jajaja, supongo que se refería a  colorantes artificiales por lo que me iba a casa sin ese membrillo o jalea de frutas tan bonitas de colores rojos y verdes, jajajaja, que tiempos…..

Bueno dejo mi nostalgia y paso a dar la receta, esperando que os guste mucho.

INGREDIENTES:  Para dos bloques medianos de dulce de membrillo.

– 1 kg. de membrillos.

– 750 gr. de azúcar.

– una ramita de canela.

– un chorrito de zumo de limón.

Yo suelo lavar y pelar los membrillos, desechando el corazón y todas las partes que pudieran estar demasiado blandas, los troceo y los pongo en una cazuela con el azucar y un  chorrito de limón,  lo dejo macerar durante toda la noche o unas 8 horas.

Trascurrido este tiempo, veremos que la fruta ha soltado su agua. Pondremos la cazuela al fuego junto a la ramita de canela. Vamos removiendo despacio y una vez que comience a hervir bajamos el fuego, lo ponemos a fuego medio ( en mi vitro el 5) y vamos removiendo para que no se nos pegue, preferiblemente con cuchara de palo.

El membrillo poco a poco se irá ablandando y adquiriendo un color oscuro, anaranjado, como podeís apreciar en las fotos. Llegado este punto retiramos la ramita de canela y pasamos la batidora hasta dejar un puré fino, volvemos a colocar al fuego y dejamos que cueza unos minutos más.

Mas o menos, yo tarde unos 45 minutos para saber cuando estaba en su punto. Tenemos que comprobar que la cuchara de palo se sujeta sola de pie, como podéis ver la mía esta muy derechita ;=)

Lo apartamos del fuego y lo echamos en nuestros recipientes, dejamos que se enfríe y lo tapamos. Asi nos durará unos meses en el frigorífico.

El membrillo se puede comer con distintos tipos de queso. Yo en esta ocasión elejí un queso fresco y unas nueces, pero con queso curado también esta riquísimo, o simplemente, untadolo en unas ricas tostas.

Espero que os guste y probéis a hacerlo ya que no es nada complicado y esta de “rechupete”.

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s