Buñuelos de viento.

Estándar

Hoy os traigo estos riquísimos buñuelos de viento, un postre o merienda excelentes, propio de estas fechas, cuando yo era niña no existía la festividad de Halloween, que como muchos de vosotros ya sabeis, viene de la cultura celta y se celebra internacionalmente sobre todo en los países anglosajones en la noche del 31 de octubre y es la noche de difuntos o de todos los santos.

Como os decia, en mi niñez no habia niños disfrazados por las calles ni pidiendo caramelos, recuerdo que cuando llegaba este día, 1 de Noviembre por la mañana mi madre nos levantaba temprano para ir al cementerio a poner flores a nuestros difuntos, siempre ibamos mi hermano Javi que es más pequeño y yo, no nos daba miedo era algo normal para nosotros, ayudábamos a mamá a limpiar aquello, luego colocábamos las flores y nos ibamos a casa  tan contentos, porque sabiamos que esa tarde tendríamos merienda especial, buñuelos de viento rellenos de crema ummmm… que recuerdos 😉 tambien teniamos huesitos de santo que estaban riquísimos.

Bueno os dejo con esta espectacular receta y no os lo penséis mucho, hacedlos están buenísimos!!!

INGREDIENTES: ( 4 personas)

– 200 gr. de harina de trigo.

– 100 gr. de mantequilla.

– 125ml. agua.

– 125 ml. de leche.

– 5 huevos.

– pellizco de sal.

– Aceite de girasol para freir.

Ponemos en una cacerola el agua, la leche, la mantequilla y la sal, podemos ponerle una cascara de limón si nos gusta para aromatizar la leche. Ponemos al fuego y dejamos hervir 2-3 minutos. Retiramos la cáscara si la hemos puesto.

Tamizamos la harina y la volcamos de una vez sobre el cazo. Trabajamos la masa con el cazo sobre el fuego más bien bajo, con una cuchara o espatula de madera hasta formar una pasta homogénea, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Mientras tanto preparamos la crema pastelera, podéis encontrar los pasos para prepararla en esta receta de crema pastelera para los Miguelitos.

Cuando la masa esté templada, añadir un huevo y mezclamos con la cuchara de madera hasta que se una bien, repetir la operacion hasta terminar con los 5 huevos restantes de uno en uno.

Ponemos a calentar el aceite en una sartén honda, no debe estar demasiado caliente. Tomamos una cucharadita de masa y la desprendemos con otra cuchara dejándola caer en el aceite, no poner muchos buñuelos de una vez.

Los buñuelos se hincharán hasta doblar su volumen y se darán la vuelta ellos solos, en ese momento, aumentar el calor para que se doren y sacarlos a un plato con papel absorbente.

Ponemos la crema en la manga pastelera , introducimos la boquilla dentro de cada buñuelo y los rellenamos. A continuación los pasamos por azúcar y ya están listos para tomarlos con lo que más nos guste, cafe , té, etc….

Los podemos rellenar de muchísimas otras cosas, chocolate, cabello de angel, mermelada, nata montada.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s