Miguelitos

Estándar

Los Miguelitos son unos pastelitos de hojaldre rellenos de crema pastelera, son típicos de un pueblo llamado La Roda en Albacete y los más famosos son los de la confitería La Moderna.

Son deliciosos, su hojaldre es crujiente y se deshacen en la boca, la crema los hace irresistibles.

Yo como ya sabéis tengo a casi toda mi familia en Madrid y vivo en Alicante, cada vez que viajo veo en casi todos los restaurantes de carretera estos pasteles por lo que son bastante famosos, un día pensé, voy a probar a hacerlos y me salieron riquísimos, desde entonces siempre los hago en casa.

Espero que probéis a hacerlos y os gusten 😉

INGREDIENTES:

– Una lámina de hojaldre fresco. (La podéis encontrar en Lidl)

– Azúcar glass.

Para la crema pastelera:

– 250ml. de leche.

– Una yema de huevo.

– 25 gramos de maizena.

– 10 gr. de mantequilla

– un sobre de azúcar avainillado.

– 60 gr. de azúcar.

Veréis que sencillo es. Lo primero que tenemos que hacer es dejar el hojaldre a temperatura ambiente unos minutos. Cortamos las porciones del tamaño que mas nos gusten, ponemos papel sulfurizado en la bandeja del horno y vamos colocando el hojaldre.

Colocamos uno encima del otro, lo metemos al horno ya precalentado a 180º, la bandeja a mitad del horno, arriba y abajo, lo tendremos más o menos 20 minutos, ya sabéis que depende de cada horno.

No dejéis que se doren demasiado, a continuación sacamos la bandeja del horno y lo ponemos en una rejilla a enfriar.

Cuando ya están fríos separamos las porciones y rellenamos con la crema pastelera.

La crema pastelera, para esta cantidad de Miguelitos, es suficiente con la cantidad de ingredientes que os pongo arriba.

Echamos la mitad de la leche en un cazo con la mantequilla y el azúcar, lo ponemos al fuego, cuando esté caliente, pero sin llegar a hervir, lo apartamos del fuego.

En la otra mitad de leche disolvemos la maizena y batimos la yema de huevo, vamos añadiendo despacio a la mezcla que ya teníamos en el cazo, volviendo a ponerlo al fuego sin dejar de remover hasta que veamos que espesa.

Dejamos enfriar y rellenamos los hojaldres como más nos guste, podemos hacerlo con la manga pastelera o simplemente con una cuchara, después ponemos la otra parte del hojaldre a modo de tapa y espolvoreamos con bastante azúcar glass.

Como ya os he dicho están para chuparse los dedos 🙂

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s